martes, 28 de agosto de 2012

NOS QUERÍAN IMPONER UNA LEY DEL DICTADOR


Como si después del golpe de estado parlamentario no tuviéramos bastante con los despidos  y otras cosas que ya creíamos que habían pasado, ahora querían poner en vigor una ley stronista.
 

Aparecía como su impulsor  el general Migdonio Godoy, director general  de Reclutamiento,  Reserva y Movilización y es la ley 569 del año 1975 sobre las consecuencias del no cumplimiento del servicio militar obligatorio. Y la razón que da este personaje era curiosa.  “porque existe una ley que debe de ser cumplida”. ¿Había caído en la cuenta de que los tiempos son muy diferentes?.  El General recordaba  a las empresas que si no cumplìan esta ley serían multados y deberían pagar tres salarios mínimos por cada empleado que no tuviera la baja del servicio militar.

“La persona que no tiene la baja no debe de trabajar” Así de sencillo  y de absurdo cuando existe  tanta falta de trabajo.
 
Ante este hecho el Ministro de Justicia y Trabajo ha mostrado su disconformidad. En el viceministro de Trabajo   fue claro  “ Lo único que para nosotros es obligatorio es el cumplimiento del código laboral”. Y  añadió que las FF.AA. no tienen autorización para inspeccionar las empresas.

Por otra parte existe la ley sobre la objeción de conciencia dada por los modernos  legisladores. Esta ley está acusada de inconstitucionalidad por la ingerencia de militares y otras personas como jueces en el fuero interno  para juzgar la validez de las razones de la objeción de conciencia.

Y una y otra vez nos preguntamos dos cosas. 

Primera, ¿tan de retrógados ha sido este golpe de estado parlamentario como para volver  descaradamente a tiempos de la dictadura?

Segunda, El General ha sido destituido, pero es raro que un general por su cuenta, siendo los militares tan jerárquicamente disciplinados, haya tomado esta medida por sí solo.  ¿Qué personaje siniestro estaría detrás de él?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada