miércoles, 22 de agosto de 2012

DOS ACUSACIONES MENOS EN CONTRA


Cuando despierte ponga los noticieros de los canales de TV con las portadas de los diarios que transmiten y verán actualmente  que la inseguridad crece y crece, inclusive con matices esquizofrénicos, pues mucha de ella la cometen los que debieran de defendernos de los atracadores. Lamentablemente son ellos mismos aliados con delincuentes profesionales. Y ya no son solos oficiales los que caen , sino también comisarios.
 

Pensando en la inseguridad, recuerdo que una de las acusaciones contra el Presidente Lugo era la creciente inseguridad para hacerle el Juicio Político o golpe de estado. Pueden usar las dos palabras, pues son sinónimas.

Y ahora, pensando en pura lógica alguien me dijo que ya teníamos un argumento para iniciarle el juicio político a Federico Franco por esta inseguridad igual o mayor de la existente en tiempos del Presidente Lugo.

Pero, pensando también en pura lógica, me parece absurda esta reflexión. Porque entre cualquier presidente electo o personaje que de facto haya llegado a tal poder, los sesenta años de corrupción son los verdaderos culpables de esta inseguridad.
 
Por lo tanto esta acusación cae sin fuerza en “la puesta en escena” del juicio político del 22 de junio. Es un argumento menos contra la destitución del Presidente electo Fernando Lugo.

Quedan otros cuatro, uno de ellos el de Curuguaty. Hubo muertos. Y debió de ser investigado por fiscales y juzgado por jueces en lo penal. Y solamente con sentencia condenatoria dada por ellos debió de haber sido usado válidamente para el juicio. Nada de esto se hizo. Y este comportamiento le quita toda la fuerza condenatoria por no ser una causa probada por la autoridad correspondiente.

¡Qué poca seriedad cuando se maneja la justicia y la misma política¡. Pareciera que en ellas vale todo con tal de conseguir lo que se quiere. Viven descaradamente que el “fin justifica los medios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada