jueves, 9 de agosto de 2012

DE CORSARIOS Y PIRATAS


En no pocas consultas de médicos he pasado ratos muy buenos con la corta  conversación que tenía con ellos mientras me atendían.

En una de estas consultas salió la palabra pirata. “¿Sabes la diferencia entre un pirata y un corsario?”. Debí deponer una cara d e ignorancia grande  porque de allí salió todo.

El  pirata que mataba, violaba, robaba, atacaba los puertos llenos de seres inocentes para irse luego dejándolos calcinados etc..etc..  era  el como profesional que trabajaba  en la   industria privadamente . Es suya y el hace lo que quiere de ella.

 El corsario hacía lo mismo pero con  “patente de corso”, o sea con el permiso de la Graciosa Majestad de su Soberano, al que debía de darle  una buena cantidad de los bienes del éxito de sus trabajos.
 
El Doctor interrumpió su conversación y nos miramos. Pensamos como el rayo y nos echamos a reir.  “¡Cuantos piratas y corsarios tenemos en el siglo XXI¡”.
Que conste que no pronunciamos ningún nombre concreto. Pero, sí  organizamos rápidamente todos los tipos de trabajos que hoy  hacen todos  ellos. Cuantos en número, cuan creativos,  y con cuanta picaresca. “ Amen”, que quiere decir “que así sea”. En este tema de la piratería moderna , esta expresión significa  “¡Así nos va y estamos¡”. 

Al final  pusimos una nota: ahora los corsarios son más vivos, porque siendo funcionarios del estado se quedan con  todo impunemente.

 La impunidad nos mata porque oculta todo y a nadie se castiga. De seiscientos que hicieron mucho mal en tiempos del “dictador pirata mayor”, solamente fueron seis condenados y uno de ellos, me dijeron que cumple su pena en su estancia. ¿Será verdad?. Y en los  22 años que, engañosamente llamamos de transición, ¿qué hacen y dónde viven los famosos “barones”.

Ni los piratas y corsarios de hace trescientos años tuvieron tan buena jubilación. Desde donde estén , nos tendrán envidia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada