miércoles, 27 de junio de 2012

¡QUE LA INDIGNACION SEA ALEGRE Y SONORA¡


Pasan los días y la ciudadanía que votó  el proyecto de Cambio, que embanderaba Lugo, sigue expresando su indignación.

Todas las tardes de la semana nos damos cita en la calle Alberdi, entre General Diaz y Haedo, en la Televisión Pública Paraguay Jajotopa, para cantar, y expresar y expresar nuestros  sentimientos. Allí el Pueblo unido  se convence que no será vencido  y que la Patria soñada sigue siendo una Utopía a su alcance. Allí vivimos mucha alegría y mucha indignación. “¡Nos quisieron robar¡”. Y no fue la billetera, sino  el sueño de un Pueblo, en el que  coinciden de todas las clases sociales  y edades. No lo consiguieron.

¿Y, después, que haremos?, Pues repetiremos por millares  encuentros como estos. En las familias. En el vecindario. En ciudades, pueblos y compañías. Y, creativamente, inventaremos formas de reconocernos. Fijaremos esta experiencia en canciones, poesías,  y murales. Y quedará en la memoria donde se guardan los mejores tesoros de la vida colectiva de un Pueblo. La vigilia delos carapintadas en abril de 1996.  El Marzo Paraguayo  de 1999. La victoria del 20 de a  abril del 2.008. Y esto pasará de padres a hijos como una tradición de la familia paraguaya.

Por supuesto que todos estos recuerdos tienen un adversario oscuro al que se consiguió dominar. En dos de ellos un general de cuyo nombre no quiero acordarme. Y   ahora, están sepultados una mayoría de diputados y senadores, que no los queremos ni regalados para ser votados.

Y en todo estos recuerdos, una juventud presente d e la ciudad y del campo. Mayoría en ellos y que no dan la esperanza de que nuestras luchas por un nuevo Paraguay siempre se irán recreando.

Violencia al corazón del Pueblo, que no logró sino el que nuestra indignación sea más alegre y sonora. Y por eso cantamos “Nosotros venceremos, nosotros no tenemos miedo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada