miércoles, 13 de junio de 2012

POR QUE RECHAZO LA INVERSIÓN DEL RIO TINTO ALCAN


Comienzo diciendo cuales serìan las propuestas de Río Tinto Alcan.
 
En la construcción de la planta RTA invertiría  3.500 millones de dólares. Esto llevaría además el gasto adicional de la infraestructura que haría el Estado paraguayo de la construcción de un puerto, mejoras de  rutas y de la navegabilidad del rio, construcción de líneas de conexión eléctrica, que costaría unos 700 millones de dólares.

Se añade la obligación de darle el Paraguay hasta el año 2.035 la electricidad de 9,7 MWH por año para su funcionamiento , más otros 200 MWh para el Parque industrial anexo.

En la construcción tendría directamente trabajo 4.400 obreros . Cuando estuviera en funcionamiento los empleados serían 1.250 solamente.
La electricidad  necesaria la pagaría la RTA como máximo  a 38 dólares cada MWH desde el año 2.011 al año 2.035.

Sigo poniendo los cuestionamientos de la reunión en la Bicameral tenida  con expertos paraguayos y paraguayas el 19 de  diciembre del 2.011
Aceptando las condiciones de la RTA, al año, una sola empresa consumiría (9.600 GWh)  casi tanto como toda la electricidad que hoy consume el Paraguay (11.000 GWh)

En cuanto a la electricidad vendida a  RTA, cualquier precio inferior a 59,7 dólares por MWh tendría que subsidiarse y la RTA  quiere pagar como máximo 38 dólares por MWh. La diferencia la tendríamos que pagar los usuarios de ANDE.

La industria nacional genera actualmente  322.000 puestos de trabajo. Funcionando al máximo de su potencia la RTA daría solamente 1.250 puestos de trabajo.

Este contrato sería hasta  el año 2.034 con lo que el Paraguay  debería de vender su electricidad necesariamente  a la RTA. No tendríamos más electricidad disponible. No podríamos instalar nuevas industrias, teniendo en cuenta que somos un país agro exportador que  tiene necesidad de dar valor agregado a sus  materias primas.

En resumen: estoy convencido que hay mejores opciones que las que ofrece  la Río Tinto Alcan. Por eso rechazo su propuesta. Sería tan nefasta como el Tratado de Itaipú.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada