jueves, 14 de junio de 2012

HUYERON, PERO NO SE FUERON


Fue impresionante la foto sacada la noche en la que la larga caravana de autos delos senadores huían por la  costanera aun no terminada. Nunca, salvo pocas excepciones,  habían dialogado con la ciudadanía organizada y mucho menos en estas circunstancias se atrevieron a hacerlo.

Acababan de decretar que las listas sábanas siguieran bloqueadas hasta el 2.015. ¿Por qué?.  Que responda la conciencia de cada senador, pero la ciudadanía que estaba delante del Poder Legislativo  lo interpretó  como un desaire a su poder  constitucional de participar y de que sus representantes la escucharan.

Lamentablemente huyeron los senadores, pero  no se fueron. Mientras que la ciudadanía fortalecida sigue presente con otras reivindicaciones que desde  hace años quiere  expresar.

¿Se atreverán diputados a  no iniciar el Juicio Político  contra los siete magistrados de la Corte Suprema de Justicia por declararse inamovibles, cuando en una encuesta aparece que el 91%  de la ciudadanía exige este juicio?.

¿Seguirán apoyando la ley de que  las medianas empresas ( las llaman así hasta con 100 obreros)  tengan el privilegio d e no pagar el salario mínimo en contra de  lo ordenado por el Código del Trabajo?
¿Serían capaces de negarse  a la exigencia de que aumenten el impuesto a la exportación de la soja como han hecho en Argentina y el Brasil?.

Y  si la ciudadanía unida masivamente se empeñara en que los tres poderes  urgieran el comienzo de  la  Reforma Agraria Integral, ¿dirían que no en el  asunto de mayor repercusión de estos tiempos?.

Ante  esta participación ciudadana ya no les valdrá a su representantes el huir,  aunque les pongan un elipuerto en el Poder Legislativo. Los políticos ya no pueden jugar con la credibilidad de su representatividad. La sociedad civil va tomando nota de ellos y les pasará la factura no dándoles sus votos en el 2.013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada