miércoles, 2 de mayo de 2012

EL COMPROMISO DEL BICENTENARIO


Al acabarse la dictadura en España se reunieron con  el Rey todos los partidos políticos y consensuaron el llamado “Pacto de la Moncloa”.  Es el compromiso tomado por todos para facilitar el nacimiento  del Cambio que comenzaba. Era obligatorio para todos los partidos.  Y España, cumpliéndolo,  pasó con esta ayuda de todos de ser un país pobre  a otro moderno y enriquecido.
 
Un amigo me regaló un ejemplar completo de este Pacto-compromiso y me dejó triste su lectura.
Porque esto es lo que deberíamos haber hecho nosotros cuando echamos  al dictador Stroessner.  No lo hicimos y perdimos más de veinte años con gobiernos  a la deriva y llenos de corrupción. Olvidaron que el Poder era para servir al Pueblo y no para enriquecerse. El Bicentenario, que acabamos de vivir,  es una segunda oportunidad para hacerlo, teniendo sobre todo en cuenta que acaba un período de gobierno y dentro de un año comenzará otro.

Se trata de firmar  un compromiso de los aspectos esenciales de gobierno que sí o sí todos los que accedan al Poder deberían de cumplir so pena de ser revocado su mandato. Así, por un cambio impulsado por todos, llegaríamos concensuadamente al Paraguay que queremos.

¿Qué puede impedirlo?.
Ciertamente muchas causas. La primera es que dictadura sigue influyendo en nosotros por los hijos y herederos de ella. El partido que la ayudó, todavía no ha aceptado la responsabilidad  del mal que nos hizo y  todavía tiene como presidente honorario al dictador. Pareciera que lo añora y que se compromete más con él que con el Bien Común del actual Pueblo del Paraguay.
También que en el imaginario de nuestros conciudadanos todavía influye el miedo y la corrupción con que el dictador logró anularnos durante 35 años.
Ojalá no desaprovechemos ahora en el 2012 esta segunda oportunidad. Pero, esto sólo será posible con la presión de una mayoría del  Pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada