jueves, 12 de enero de 2012

LOS DUEÑOS MUNDIALES DEL FUTBOL



Han desembarcado en Brasil y la FIFA quiere imponer sus leyes para la Copa Mundial de Fútbol del 2.014.

Frei Betto lo ha escrito denunciándolo “La FIFA es un casino. En un casino juegan muchos, pero ganan pocos. Y quien pierde nunca es el dueño del casino. Así funciona la FIFA que se interesa más por las ganancias que por el deporte”.

Y el prestigioso periódico Mundo Diplomático no se queda atrás: “La celebración de un mega evento deportivo como este, autoriza también a la mega violación de derechos, el mega endeudamiento público y las megas irregularidades”.

Por ejemplo quieren gozar de la exención de algunos impuestos y que se deroguen leyes para facilitar las obras destinadas al campeonato. La FIFA quiere prohibir durante la Copa Mundial la comercialización de cualquier producto en un radio de dos kilómetros alrededor de los estadios.



Entrar en los estadios será un privilegio de la élite, de extranjeros que tengan dinero suficiente para pagar caras las entradas.

Quiere suprimir las llamadas medias entradas para ancianos y estudiantes. Sólo una empresa de comida rápida podrá vender sus productos. En los estadios todo alcohol será prohibido, menos el de una marca de cerveza que es patrocinadora.

Y cuidado con hacerse Ud. su propia camiseta para lucirla ante los amigos. La FIFA ha solicitado al Instituto Nacional de Propiedad Industrial el registro de más de 1.000 títulos en los que entran el numero 2.014.

Frei Betto en su interesante artículo termina con estas palabras dignas de un aficionado que se siente frustrado: “Ya es hora de que los movimientos sociales pongan el balón en el suelo y disparen a gol. Hay que presionar al Congreso e impedir la aprobación de una ley que deja a la legislación brasileña en el banco de reservas. En caso contrario vamos a tener que resignarnos a ver las cosas por la TV”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada