miércoles, 1 de junio de 2011

GENERACIONES JOVENES PERDIDAS



Es una de las características del comienzo del milenio. Como decía aquella remera de aquel joven en la Puerta del Sol madrileña: “Sin futuro, sin trabajo, sin casa, sin miedo”. Y podría haber añadido: “Con una carrera universitaria y varios masters y un montón de cursos”. Y, personalmente pondría además: “Muchos, sin sentido de la vida”.

Generación joven perdida, muy bien preparada pero que no encuentra un lugar en la vida. Muchos de ellos indiferentes. Pero, muchos más, indignados.

Comenzaron en Islandia y con siguieron algunos cambios de leyes. Siguieron en Grecia y pusieron patas arribas a gobiernos inútiles y corruptos. El 12 de marzo del 2.011 le tocó a Portugal. Allí, de manera espontánea ,miles de estudiantes se levantaron en Lisboa, Oporto y otras ciudades contra cómo iba el presente y el futuro del país. Todo partió de cuatro jóvenes licenciados que fundaron “Geracao a rasca” (Generación en apuros). Y la última expresión se dio el 15-M en España. Todavía no ha terminado. Esta semana están todavía en reflexión. Otro, día hablaremos de su influencia en las elecciones municipales del 22-M.
Queda hablar todavía de las generaciones perdidas de jóvenes en los países subdesarrollados de árabes y la América Latina. Generaciones jóvenes olvidadas, que ya comienzan también a indignarse. ¿Contra quién?. En ellos las causales de indignación son aún mayores que en el Primer Mundo.

¿Se dará cuenta el sistema del volcán humano de la juventud que han entrado en erupción vital?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada