miércoles, 25 de mayo de 2011

TENEMOS TIEMPO, PERO NO TENEMOS VOLUNTAD POLÍTICA



El electoralismo que nos amenaza nos va a hacer perder dos años esenciales para hacer entre todos un CONTRATO SOCIAL.

Nos peleamos por ser los dueños en el 2,013 de una casa en ruinas, pero que va a permitir a su dueño enriquecerse. En el fondo el beneficio mayor será para el 1% dueño del Paraguay, que invertirá muchos millones en varias opciones partidarias con posibilidad de ganar las elecciones. Así siempre saldrá ganando, mientras los empobrecidos del Paraguay serán cada día más pobres.

Tenemos tiempo de cambiar todo esto, pero nos falta voluntad política.

La única solución es una participación ciudadana decidida. Y en esto todos tenemos un lugar.
Comencemos por los que tienen en su corazón el deseo más fuerte de que todo do esto cambie. Por ejemplo, el campesinado unido (ahora no lo está). Otro ejemplo. Los empobrecidos que eran campesinos y hoy forman las periferias de las grandes ciudades. Otro, esa juventud numéricamente mayoritaria en nuestro País, eje transversal en todas las clases sociales y que todavía se está despertando.

Sigamos por otros, valiosos por su talento, pero todavía, salvo excepciones, ausentes. Es necesario que un grupo grande de nuestros intelectuales presionen. Su silencio nos está haciendo daño y retardando el amanecer.

Tenemos dos años para un nuevo CONTRATO SOCIAL. Desgraciadamente, todavía, no tenemos voluntad política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada