lunes, 23 de mayo de 2011

MIENTRAS LLEGUE EL METROBUS, ¿QUÉ NO QUEREMOS SOPORTAR?



Cada día deseamos más una nueva red del transporte metropolitano. La más conocida es el proyecto del metrobus. Nos parece interesante pero, mientras se realiza dentro de dos años, ¿qué es lo que no estamos dispuestos a soportar más?.

Creo que, ante todo, que no peligre por ir en colectivo algo tan valioso como es la vida humana. Me refiero a los usuarios, pero también a los peatones atropellados hasta morir (según aquello de que “pasa por encima porque un muerto sale más barato”) o hasta quedar inválido para toda la vida.

Y esto solamente se logrará sin buses chatarras, con velocímetros obligatorios en todas las unidades, poniendo en ellas mecánicamente un límite a la velocidad durante el trayecto, obligando a detener el colectivo cuando alguien suba o baje.

Pero, todavía, todo esto es insuficiente. Tienen que acabarse los “redondos” que cansan y ponen psicológicamente mal a los choferes. Tienen que acabarse el maltrato que estos dan a los pasajeros que les han advertido sobre la velocidad o cualquier medida de prudencia.

Pero, aún esto, no basta. Tienen que desaparecer los “mercaderes del transporte” que no comprendieron en tantos años que el transporte público es un servicio que se da a los más carenciados de la ciudad y que sólo piensan en subir el pasaje injustamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada