jueves, 3 de febrero de 2011

DE VUELTA DE SUS VACACIONES


Me dirijo a Diputados y Senadores, deseándoles que hayan descansado. Por supuesto, para bien de todos. De Uds. y de nosotros, los ciudadanos de a pié.

Durante su ausencia, un tema preferente de comentarios ha sido el de las leyes que como Sociedad Civil pensamos que deberían de tratar ya preferentemente y con urgencia.

Anulen, por equidad, la ley con que retrasaron dos años del IRP. Cuando las doscientas familias más enriquecidas del País ganaron como nunca, es de sabios ser equitativos para evitar estallidos sociales como las que hay en el Norte de África. No abusen de lo que aguanta nuestro Pueblo.


El impuesto a la tierra entre nosotros es ridículo. Hagan una ley, como existe en otros países, en la que dependa la cantidad del impuesto del número de hectáreas y de los puestos de trabajo que dan.

En la Salud Pública estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para mejorarla, pero Uds. con una anacrónica ley del tabaco, la empeoraron fomentando el cáncer de pulmón y favoreciendo a las tabacaleras.

El espectro electromagnético de Radio y Televisión, también tiene que ser equitativo. Y el Pueblo paraguayo quiere a sus radios comunitarias, que según Frank Le Rue, relator de la ONU para el acceso a la información y libertad de expresión en el Congreso de Bariloche, no debieran de ser “ni pocas, ni pobres, ni de baja potencia”. La ley 642/95 hay que mejorarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada