lunes, 31 de enero de 2011


El Fondo Monetario Internacional entró en África del Norte con sus recetas y hasta concedió certificado de “Buenos Alumnos” a Túnez y Argelia.

Hoy Túnez y Argelia hierven con las protestas de miles de hambrientos mientras sus gobernantes crecen en Poder económico. En Tunes y en Argelia hubo decenas de muertos y centenares de detenidos.

“La protesta de los hambrientos y despojados no pueden ser ignoradas más, ha escrito el periodista árabe Howeidi, el mensaje de Túnez es que la dictadura puede extender la vida del régimen, pero no mantenerlo vivo para siempre. Y son muchos los países árabes que sufren las mismas condiciones de vida”. Miles de jóvenes lanzaron piedras a los policías, incendiaron autos y atacaron Bancos y oficinas del gobierno, exigiendo una más justa distribución de la riqueza del país. El detonador en Argelia fue el aumento del 30% en los precios de los alimentos básicos como la harina, el aceite, la leche y el azúcar.


Ahora le toca a Egipto, con sus 80 millones de habitantes, la nación más poblada e influyente del mundo árabe. EE.UU le ayuda con mil millones de dólares al año en armas. El presidente Moubarak se empeña en seguir y, a lo más, quiere que lo herede su hijo Gamal. Pese al miedo, las protestas del Pueblo en El Cairo han sido inmensas así como la brutalidad de represión de la policía.

Se agita el Norte de África. Otro tema para debate y aprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada