miércoles, 3 de noviembre de 2010

PARAISOS FISCALES POLÍTICOS


Los paraísos fiscales económicos son lugares privilegiados para los dueños de las finanzas. Allí lavan y esconden los millones que obtuvieron con medios que merecerían muchos años de cárcel. Y desde allí hacen fracasar en 24 horas a naciones que largos años lucharon por salir a flote.

Y, también, existen los paraísos fiscales políticos. Estos atraen no por sus bellezas ni por sus diversiones ni porque existan allí grandes Bancos dispuestos a reírse de todas la leyes, sino por lo contrario.

Lo habitan personas carentes de todo. Es la acumulación de los empobrecidos que “sobran” y que a ese puñado que tiene el Poder del mundo les convendría que no existieran. Pero, atención, los conservan vivos, si se puede llamar a vivir entre basuras y comer una vez al día. Y los conservan porque cada cinco años acuden en masa con sus operadores para adueñarse de sus votos mediante la compra o los regalos de chapas y de bolsas de comida.


Esos votos le darán a ellos y a su partido la victoria en las votaciones y el permanecer indefinidamente en el Poder. Así, en el Paraguay, un partido estuvo más de sesenta años seguidos gobernando.

El próximo domingo los barrios cadenciados, los Bañados, los asentamientos, los territorios dominados por los caudillos del interior, serán paraísos fiscales políticos. Luego, los olvidarán hasta el 2.013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada