lunes, 22 de noviembre de 2010

NO ES JUSTO SUBIR EL BOLETO SIN DESAPARECER EL MALTRATO


Parto del supuesto real de que más de un millón de paraguayos están en la frontera de la miseria o dentro de ella y que apenas si pueden pagar el boleto actual. Y sigo por el maltrato que los usuarios recibimos de las empresas de transporte. Y llegamos que si sube el boleto, hemos de recibir también una compensación por el peligro a que nos exponemos de muerte o invalidez los que viajamos o de los peatones que son atropellados.

Las “air líneas” de buses con que contamos, arrancan antes de que subamos o apenas se detienen para bajarnos. No suelen tener medidores de velocidad y hay líneas que corren alocadamente. Cuando se les avisa, lo pagan al bajarnos y nos dejan en el aire. Cuatro veces me ha ocurrido ya. Los choferes, además de mal pagados, van estresados y arruinan su salud psíquica. Recogen a quienes quieren. Pasan de largo ante los estudiantes Se nos trata como a ganado.


Es necesario que tengamos un sistema nuevo de transporte desde San Lorenzo hasta el centro de Asunción. Con carriles diferentes, a velocidad responsable, con pequeñas líneas que nos lleven o recojan de este troncal principal. Con choferes bien pagados que no destrocen sus vidas ni nos destrocen a los usuarios para ganancia de empresarios de transportes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada