miércoles, 6 de octubre de 2010

HOY IIIª JORNADA MUNDIAL DEL TRABAJO DECENTE


Es más que el sueño de todos de tener un empleo. Es la reivindicación de que reúna todas las conquistas sociales que durante muchos años se fueron ganando. Lamentablemente en los 30 últimos años del siglo XX, una a una se han ido amortiguando, e incluso perdiendo.

El último caso que he conocido. Una chica trabaja de lunes a lunes, de ocho de la mañana a ocho de la noche por el salario mínimo. Doce horas diarias, sin descanso, sin horas extras, seguro ni jubilación. Ya no tiene tiempo para su carrera universitaria. Y, si lo deja, no podrá sostener a su única familia: la madre enferma.

En 70 naciones se celebra hoy jueves día 7 de octubre esta jornada. Y se han propuesto en ellas más de 150 modos de hacerla notar.


Personalmente he elegido una, por su sentido concientizador. Poder reunirse todos los obreros o empleados una hora del trabajo para hacer una evaluación de sus condiciones laborales y que los resultados, con el nombre de la empresa, sean llevados hoy en sobre cerrado al Vice Ministro del Trabajo. Por supuesto, enviando la negativa de los que no le permitieron hacerlo o que fue innecesario porque toda esa empresa está completa en la “economía sumergida”.

Es hora de que el Pueblo despierte y pierda el miedo a defender sus derechos. Será un paso decisivo para avanzar en el Cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada