jueves, 2 de septiembre de 2010

OTRA VERGÜENZA, OTRO SILENCIO

Pareciera que cada semana ponen hechos que puedan resquebrajar la propia confianza que todo Pueblo debe de tener para crecer y cambiar.

Al juicio contra el Ministro de defensa le siguió el show de Tuma a las puertas de Mburubichá Roga. A este la sugerencia pública de un liberal de que el Presidente se retire por seis meses. Luego, el intento a favor del fumar en locales cerrados. Hace poco la moratoria del maíz transgénico. Y, últimamente, el caso Nicanor. Hechos en los que el Pueblo sale golpeado porque significan impedimentos al Cambio o la pérdida de conquistas que poco a poco había ido logrando. Otras vergüenzas.
Y, otros silencios. Porque el Pueblo, nosotros, seguimos en silencio. Por supuesto que cuando esto digo, siempre me responden con explicaciones teóricas o prácticas. “Eso es la política”. “Son cosas pequeñas, que no tienen importancia”. A veces pienso que en algunas cosas, tal vez, tengan razón. Pero, ¿siempre?. Porque el hecho es que siempre nos callamos y seguimos en silencio.

Poco a poco van deshojando la flor. Cuando no le quede ningún pétalo nos dirán que se secó sola. Propiamente la secaron y nosotros nos callamos y en silencio asistimos a su muerte.

¿Despertaremos y hablaremos y diremos nuestra palabra públicamente, antes de que sea demasiado tarde?..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada