viernes, 10 de septiembre de 2010

OLVIDO Y MILITARIZACIÓN DE LA MISERIA

Me sigue preocupando la situación de los que sobran en el sistema neoliberal. Después de la crisis que afectó al mundo entero, el salvataje se hizo con billones de dólares a los Bancos. Precisamente los que más habían tenido la culpa. Desde entonces la pobreza olvidada aumentó en el mundo.

Un caso paradigmático a nivel de las naciones en el olvido y militarización de la miseria es el de Haití, después del terremoto que mató a centenares de miles de personas.

Llegaron víveres y medicinas, pero sobre todo, se intensificó la MINUSTAH (Misión de las Naciones Unidas para la estabilización de Haití). Hoy el país es gobernado por haitianos pero con una ocupación militar extranjera, cuyo objetivo es disuadir de cualquier revuelta popular en un país sumergido en la miseria. “Ese ejército sirve para reprimir manifestaciones legítimas del pueblo haitiano que reivindica a aquello que se ajusta a derecho y es normal en cualquier país”.



En un país abarrotado de basura, con pocos servicios públicos de agua y luz y un sistema vial destruido, los países que intervienen militarmente no fueron capaces de programas de cooperación que fueran útiles, a pesar de los 600 millones de dólares que tienen como presupuesto.

Un estudiante de derecho nos ha hecho este llamado “Es urgente que ustedes en sus países, discutan este tema. Pueden ayudarnos, pero están fallando en la manera de hacerlo. En un país donde la miseria es masiva, las balas poco solucionan. Si se va la MINUSTAH el pueblo sabe que no pierde nada.”

La miseria es olvidada. Cuando molesta, es militarizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada