viernes, 24 de septiembre de 2010

LA GRAN DELINCUENCIA Y LA DELINCUENCIA MENOR

Ha llegado la hora de hacer una distinción importante.

Existe la gran delincuencia de todos los tiempos. En la actualidad ha aumentado en número y fuerza. Ellos eligieron ese camino lucrativo y su tratamiento es la policía con la Justicia.

Y existe la delincuencia menor, también incrementada y que todavía no sabemos tratar. En ocasiones se la reprime como si fuera la gran delincuencia. En otras olvidamos sus causas. Por eso ya es necesario para combatirlas el distinguir bien la naturaleza de ambas.

En el neoliberalismo hay muchos millones de personas a los que el sistema socio-económico considera que “sobran”. Ni producen ni consumen. Y en el olvido en que se les deja carecen de tener la compensación necesaria para lograr un futuro y un presente que les compense de tantos males. Su única salida es la individual de la droga hasta morir o el colectivo de robos y asaltos menores que les den para la droga y para comer. Desgraciadamente, por falta de experiencia, carecen de límites y llegan hasta el homicidio por cada.
Lo terrible es que por no hacer desparecer la causas que crea y alimenta a la delincuencia menor (falta de empleo, educación de bajo nivel, .carencia de humanidad y preparación en la policía y fiscales) exacerbamos a los delincuentes menores y le empujamos que entren en la gran delincuencia. Luego, salir de ella es ya casi imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada