jueves, 17 de junio de 2010

TODOS LOS DÍAS JUEGA PARAGUAY


Es el sueño que siempre tuve. Un Paraguay unido en una misma causa y vibrando por ella. Y este sueño lo he visto realizado el lunes 14 de junio a propósito del partido con Italia. Espero que esto se repita siempre que juegue la albirroja.

Sin embargo, todo esto me parece poco.

La causa de ganar un partido de fútbol es importante porque nos da esa alegría que necesitamos en medio de tantas noticias negativas de algunos. Pero existen otras causas que son aún más importantes, aunque esta sea en un Mundial. Es hacer entre todos ese Paraguay que queremos y necesitamos de modo que entre todos podamos salir del pozo donde nos colocaron por sesenta años. Causa que no se reduce a un mes de Copa Mundial, sino de todos los días de todo el año.


Este Mundial con la albirroja me está demostrando que no debemos de tener miedo a nada grande que soñemos. Somos un País con ganas de seguir adelante y alcanzar las metas que tenemos.

¿Qué nos lo puede impedir?.

El nefasto fanatismo partidario, que sólo mira su negocio. La apatía que nos han inculcado los 35 años de dictadura. La corrupción que nos dominó los años restantes de pseudo transición, que todavía nos apesta. La falta de conciencia despierta de bastantes personas.

Muchas dificultades. Pero, cuando el Paraguay lucha con ganas de salir adelante, lo consigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada