martes, 2 de marzo de 2010

LA PERLA NEGRA DE LAS ANTILLAS


“Nosotros los jesuitas trabajando en Haití, dice el escrito que he recibido, somos testigos del drama diario que viven millones de nuestras hermanas y hermanos haitianos”.

Y denuncian la incapacidad de los gobernantes, la ausencia total de una oposición política constructiva, la aniquilación total d e la función política del Parlamento, la irresponsabilidad de la comunidad internacional…

“El Pueblo haitiano es un Pueblo valeroso y, siéndolo, esta vez ya no puede más. Torturado por la miseria , grita. Y su grito se convierte en llamada”.

Y los 40 miembros de la Compañía de Jesús en Haití están dando sus vidas por ayudar en este terremoto físico y social.
Una nota histórica. Los jesuitas llegamos a Haití el año 1.704. Cincuenta y nueve años después los colonizadores franceses los expulsaron (1.763) por predicar a favor de reducir las horas de trabajo en las plantaciones y por promover la huida a la selva de los esclavos. Solamente en 1.986 pudieron volver d e nuevo, aunque once años después fueron expulsados por el dictador Duvalier por no respetar alas autoridades establecidas. Resumen: desde que llegaron a Haití hace 306 años, 94 años pudieron sólo trabajar en la isla y 212 estuvieron exiliados. En regímenes coloniales o en dictaduras esto es una honra.

Y recordemos, la perla negra de las Antillas sigue necesitando nuestra ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada