viernes, 19 de marzo de 2010

EL QUE NO TRABAJA QUE NO COMA


Si esto fuera verdad, el Paraguay sería una República en la que pronto se moriría de hambre.

Y es que la frase de San Pablo sacada de su contexto no es exacta. Se refería a los primeros cristianos, que creyendo venía el fin del mundo descuidaban el ganarse el pan de cada día.

Para comprenderlo hagamos una visita al Bañado.

Verían muchas cosas. El ingenio para sobrevivir con pocos medios. También la acogida de su gente. Y por supuesto muchas personas, la mayoría jóvenes, que nada tienen que hacer. Entonces el Bañado Sur, ¿es un pueblo de vagos que no merece comer?.
Hay una causa principal de todos nuestros males: la imposibilidad real de encontrar un trabajo. El Bañado no puede cultivar productos agrícolas. Hay algunos albañiles y empleados y poco más. Otros venden yuyos o frutas. Hay carritos empujados que caminan muchas horas para lograr un veinte mil al día. Fuera de Cateura, no hay ninguna tarea que agrupe a muchos. Y a muchos la realidad les han convencido que nunca encontrarán trabajo..

¿Por qué sucede esto?. Porque un sistema en el que pocos tienen mucho y muchos tienen poco, la tendencia es que los que tienen mucho crezcan en sus ganancias y los que tienen poco tengan cada vez menos.

Por eso en lugar de acusarlos y dejarlos sin comer, la tarea principal es que políticos y empresarios incentiven la creación de fuentes de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada