miércoles, 17 de marzo de 2010

DESDE BELÉM DO PARÁ


La semana pasada se tuvo en Belém do Pará el Foro Social Mundial, que este año se va a desarrollar en varias ciudades del mundo.

Ciertamente este Foro fue rico en ideas y desafíos.

“El Neoliberalismo fracasó y dejó un mundo terminal. Y esta crisis global es una oportunidad fabulosa para encausar luchas que tienen historia, pueblo y principios. Antes, los estados nacionales políticamente serviles fueron el felpudo en el que se limpió el calzado el capital transnacional. Pero ahora, América Latina no es ya el escenario exótico donde pueden desembarcar ideólogos del mundo central y poderosas organizaciones no gubernamentales para reemplazar con sus propuestas el diseño de una emancipación que está a cargo de sus protagonistas nativos. Y para esto, hay dos palabras que deben de ser el punto de partida: educación y organización”. Todo un plan bien fundamentado.


Entre los desafíos elijo dos.

“Es la hora de que el Pueblo suba al Poder, como ha sucedido en Bolivia, y no gobiernos “progresistas” que oscilan entre satisfacer al Pueblo o complacer a la burguesía”.

“La izquierda en general no se caracteriza por su habilidad en encontrar consensos, sino en su fascinación por los matices. Hay que saber ceder algunos de ellos para lograr los grandes consensos”.

Agradezco a Sandra Russo lo escrito sobre el Foro en Belén do Pará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada