jueves, 4 de marzo de 2010

2ª CARTA DE LOS MIL SOLIDARIOS. "QUINIENTOS CUARENTA JÓVENES CUYO TRABAJO ES ESTUDIAR Y FORMARSE"


En la primera carta les hablaba de los 25 psicólogos, profesores, formadores, y trabajadores sociales y coordinadores que forman el equipo de trabajo de los Mil Solidarios. Hoy quiero hablarles con alegría de los destinatarios de este esfuerzo nuestro y ayuda de Uds.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

QUINIENTOS CUARENTA JOVENES CUYO TRABAJO ES ESTUDIAR Y FORMARSE.

Estos 540 jóvenes están produciendo en sus mismas personas el pensar con cabeza propia, el poder tomar decisiones difíciles, el saber usar el freno y el acelerador en la vida sin estrellarse, el tener grandes sueños llenos de esperanzas etc..

Y, paralelamente a esto, ellos están logrando esos conocimientos en las letras o ciencias de modo que puedan competir con otros jóvenes de los mejores colegios y lograr ingresar en la Universidad Nacional en Ingeniería, Economía, Enfermería, Medicina, Administración o en Centros de enseñanzas técnicas de primer orden.

Esto es más de admirar si se tiene en cuenta que por ser carenciados tuvieron escuelas o colegios que desgraciadamente no son precisamente los mejores.

Estos jóvenes por el salario pequeño que reciben ahora, podrán dentro de 15 años ganar sueldos de millones y, por la formación recibida, seguirán siendo solidarios.
“ Por qué se les da plata, cuando es su deber estudiar?. Pregunta clave.

Parto del supuesto que de que son muchachos que están familiarmente casi todos por debajo de la línea de la pobreza. A muchos de ellos por la necesidad apremiante, si no recibieran nuestro salario, sus padres lo pondrían a hacer changas. Ni ellos mismos sentirían necesidad de superarse y estudiar.

También en el Bañado Sur no existe experiencia de trabajo porque no lo hay. Es necesario que desde pequeños se acostumbren a la responsabilidad de rendir cuando se recibe algo por un trabajo.

No es nada fácil esta tarea. Ni para ellos ni para los que les acompañamos. Por su alto objetivo que es crecer ellos mismos con los elementos que les damos. También porque el ambiente no les ayuda. Porque a ellos les toca dar un gran salto hacia delante yendo a la Universidad, pues sus padres en la mayoría se quedaron en sexto grado.

En concreto: 296 van a la enseñanza básica, 147 a bachillerato 40 son madres solteras con hijos que con nosotros se reintegran al estudio, 17 son de un pueblito del interior al que hace diez años ayudamos y 40 están o cursan el ingreso en la Universidad. Total 540.

Un abrazo a todos y si quieren más información nos escriben, por favor. sorayabellopy@gmail.com y oliva@rieder.net.py.


Soraya Bello Pa’i Oliva
Directores Mil Solidarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada