lunes, 22 de febrero de 2010

SI NOS OLVIDAMOS DE HAITÍ...


“Nos olvidamos de América Latina y del ser humano”, es una reflexión muy acertada de Mario Ferreiro en La Mañana de cada Día de Canal 9.

Y no olvidarnos de Haití es acompañar la reconstrucción de este país para que no le falten los medios y para que los mismos haitianos sean los protagonistas y “arquitectos de su propia liberación” y no destinatarios de planes de dominación extranjera.

La solución verdadera y duradera de Haití no son los miles soldados norteamericanos desembarcados ni las fuerzas de la ONU. Sino la ayuda racional y generosa de todas las naciones, que partiendo de nuevo del día de la independencia de Haití logre desarrollar las fuerzas internas de este Pueblo purificándolo de lo negativo que le dejaron el bloqueo de la Francia colonial, los treinta años de ocupación militar de los EE.UU. y la dictadura de la familia Duvalier.
Y mucho menos es solución la paternalista división de Haití en zonas encomendadas a diversas naciones. Así nunca habría un Haití libre y fuerte.

¿Qué podemos hacer desde el Paraguay por Haití?. Lo primero enviarle toda la ayuda que podamos. Pero, curiosamente lo mejor que podemos hacer por Haití es aprender su lección. Haití es el país más empobrecido de A.L. Nosotros el tercero. Junto con Haití librémonos para siempre de toda la basura y escombros que nos han hundido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada