jueves, 4 de febrero de 2010

EXIGIMOS LOS MISMOS DERECHOS


Vamos a ser claros y espero que se entienda correctamente

Exigimos los mismos derechos los que queremos un Paraguay con la droga dominada, el barrio sin vendedores de ella y la familia sin ningún hijo drogadicto, que de hecho parecen tener los narcotraficantes que impunemente nos imponen su negocio de muerte.

Quienes nos oponemos a la droga no podemos hablar públicamente porque nos amenazan de muerte. Sin embargo, los narcos impunemente se introducen en nuestras casas enfermando de droga a nuestros hijos, haciendo que roben a sus propios padres o asalten a los vecinos, porque en caso contrario no les dan el “crack de cada día”

Y pasan los años y no pasa nada. Así es en la práctica el “estado de Derecho” que padecemos.
Estoy manifestando las muchas experiencias dolorosas de centenares de madres con hijos enfermos de droga, amenazadas si protestan, viendo que sus hijos antes de la primera comunión ya se drogan y que luego, no saben a donde llevarlos para su curación.

Escribo todo esto insistiendo que haya mayor control sobre la droga. Pero, convencido también que la solución vendría en gran parte con la disminución de la demanda. Y esta solamente se logrará si nuestra juventud tuviera un horizonte de trabajo digno para todos. El desempleo masivo reinante incita a la drogadicción. Y de eso lucran los narcos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada