jueves, 11 de febrero de 2010

"DESCONFÍEN DE LOS PEONES Y SACERDOTES"

Es el consejo que alguien dio públicamente en una reunión de agro productores y ganaderos del Norte.

Por su generalización sin matices no es exacta. Pero, si hubiera matizado sus palabras, tengo que admitir que dijo la verdad. Aunque no la que él cree que decía, sino otra. Un caso parecido al de la Biblia del jumento de Balaam que, haciendo lo contrario, acertó.

¿No son de fiar los peones?. Ciertamente , para el sistema no.

Porque son esa capa de la sociedad tan hundida que tendrán que pasar varias generaciones para que todos sus hijos lleguen al bachillerato o a la universidad.
Y los peones y sus hijos, el día que abran sus ojos, serán los mayores defensores de los Derechos de los empobrecidos del Paraguay. Al fin y al cabo, son los descendientes de aquellos paraguayos a los que no pudieron “matar desde el vientre de sus madres” como quisieron.

¿No son de fiar los sacerdotes?, Ciertamente, para el sistema no.

Y esto desde los tiempos de la colonia. ¿Uds. piensan que san Roque González tenía la confianza de los encomenderos, cuando públicamente dijo que no perdonaría en la confesión al que tuviera indios esclavos?. Lo mismo les sucedía a mis compañeros sacerdotes de las Ligas Agrarias Cristianas con el dictador y sus partidarios. Y lo mismo sucede a los que queremos hoy un Paraguay con equidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada