martes, 12 de enero de 2010

UNA PIEDRA QUE PESA DEMASIADO




Prosigo el tema de ayer sobre la desesperanza como medio de dominarnos.

En el Bañado Sur descubrimos cosas muy buenas en la salud, como la atención primaria familiar y la gratuidad en consultas y medicamentos. Pero mirando el cómo estábamos hace diez años y como estamos ahora, estas mejoras parecen pequeñas en medio de los grandes problemas que no han sido resueltos.

Seguimos en el Bañado Sur con una deuda preocupante de casi 6.000 millones en electricidad. Con muchas casas hechas de hule negro o pasacalles. Con una droga que cada día avanza más. Con agua que en algunos lugares cae solamente gota a gota y de noche. Con un frecuente embarazo precoz. Con calles que se empiedran mal, y unas más altas y otras más bajas, crean lagunas con el agua de la lluvia, la que nos cae de Asunción y las cloacas. Urgentemente nos falta trabajo. Y pagamos el IVA que representa el 7,5% del salario de los pocos que ganan algo.
Y todo esto a pesar de decenas de visitas para encontrar soluciones a Ministerios, ANDE, ESSAP etc .En esto tenemos un record de visitas digno del Guidness.

¿Como los diez años pasados , seguiremos otros diez o veinte años más?.

Creo que no. Porque no estamos dispuestos a que la desesperanza nos destroce y vamos a encontrar soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada