lunes, 4 de enero de 2010

QUEREMOS EN EL 2010 UN PARAGUAY QUE SEA FAMILIA

Y no me estoy refiriendo a una familia de telenovela sino con los pies bien puestos en el suelo. No a una familia a la que todo le sobra o se lo regalan o lo roba, sino a aquella que suda el pan nuestro de cada día. Tampoco a la estructurada alrededor del poder del que manda porque es el que más ingresa o porque es el varón.

Queremos que en el 2.010 nuestro Paraguay sea familia que se asienta sobre una unión libre. Pero, esta unión genera obligaciones que no toleran la irresponsabilidad de rupturas que dejen en la intemperie al núcleo familiar, a uno de sus miembros y menos todavía a los que son más débiles.

Queremos que en el 2.010 nuestro Paraguay sea familia en el que cada parte note la intervención del todo para hacerlo protagonistas con todos sus valores.
Queremos que en el 2.010 nuestro Paraguay sea familia y esto significa que hemos superado los lazos limitados de sangre, clase social, partidos, para ser ciudadanos iguales de un mismo estado. Creando redes que nos aproximen a lo largo y ancho del País.

¿Demasiado grande este sueño?. El Papa Benedicto XVI en su reciente vista a la ONU aplicó este concepto de familia a las relaciones entre todos los países de la Tierra. ¿Por qué no puede existir en el Paraguay?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada