jueves, 14 de enero de 2010

HAITÍ ¿UNA VÍCTIMA HISTÓRICA?


La República de Haití con el terremoto sufrido debiera movernos a la ayuda. Sin embargo, poco se ha hecho. Agradezco a José Tomás Sánchez que me lo recordara.

Haití tuvo un impulso primero glorioso. Fue el primer país independiente de toda América Latina el año 1.804, cuando abolió la esclavitud. En aquel tiempo ayudó a Simón Bolívar en su lucha con soldados, armas y suministros. La única condición que impuso es que libertara a todos los esclavos en los países que fueran liberando.

Hoy, sin embargo, la República de Haití, que solamente llega en extensión al 6% del Paraguay con una población de 10 millones de habitantes, tiene el 70% de su población en la pobreza y analfabeto y su esperanza de vida es de 50 años.

Causa:¿mala suerte o poco valor de sus habitantes?. Nada de eso.
Haití, frente a los colonizadores occidentales, blancos y cristianos, cometió tres graves faltas: era africano, de raza negra y de religión diversa. Francia, la nación colonizadora a cuyas tropas napoleónicas derrotó el ejército de Haití Libre, no se lo perdonó y la cercó con un bloqueo total, con amenazas de invasiones y con una deuda impagable que la empobreció.

Mañana seguimos, pero, todavía, queda algo, ¿cómo vamos a ayudar a nuestros hermanos haitianos aun más destrozados por el terremoto?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada