lunes, 17 de agosto de 2009

MIEMBRO ADOPTIVO DE LA FAMILIA


Entre el servicio del general Artigas cuando tuvo que venirse al Paraguay venía una persona de apellido Oliva. En enero de este año 2.009 cumplió 104 años una señora descendiente de ella. Esta tuvo dos hijas. Una de ellas tuvo seis hijos varones. Estos más hijos. Estos más hijos etc… El acontecimiento fue que el domingo 9 de agosto se reunieron para almorzar todos juntos. Lleno completo. Y con el apellido Oliva en primero o segundo término. Amas de casa, trabajadores, profesionales, algunos con micro empresas familiares.
Hasta aquí parece una noticia de sociedad.

Lo curioso viene ahora. Esta familia Oliva tan extensa nombraron miembro adoptivo de ella con el título honorífico de abuelo al… Pa’i Oliva.

Cuando nos cargamos de preocupaciones, robos, egoísmos sectoriales, manipulaciones, impunidades de una justicia que no hace Justicia, coimas a jueces y fiscales que salen absueltos no sabemos por qué, altos cargos que se autonombran inamovibles, epidemia AH1N1 y dengue intentando cobrar víctimas etc., un detalle de humanidad como el de esta familia por reunirse toda y aglutinar festivamente a otros, no solamente da alegría sino que debiera imitarse.

Personalmente agradezco su gesto y estoy en deuda de multiplicarlo con amigos y vecinos. El estar hermanados hace mucho bien. Y nos da esperanza para construir el nuevo Paraguay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada