miércoles, 19 de agosto de 2009

EL MAYOR BIEN HUMANO QUE TENEMOS


Cada domingo en la Eucaristía no falta alguien del Bañado que, públicamente, da gracias a Dios por la Vida. Por esa Bondad intrínseca de la Vida, el mayor bien humano que tenemos porque es el origen de todos ellos y nos da la posibilidad de amar y de ser amados de Dios.

Vida humana, regalo de Dios. De ella proviene todo lo que nos da la felicidad amor, belleza, ciencia, naturaleza, capacidad de soñar, posibilidad de darnos a los demás y de crear una Tierra Nueva.

Vida humana presencia de Dios. Por el mero hecho de existir ya participamos de la Vida de Dios. Y gran contento es para nosotros el entender que nunca está ausente Dios aunque estemos peleados con El. ¡Cuanto menos cuando se está en gracia¡. Entonces el Verbo de Dios, juntamente con el Padre y el Espíritu está escondido en lo íntimo de nosotros.

Vida que, en muchísimas ocasiones, está ciertamente golpeada por el sufrimiento. Y no porque Dios lo desee para nosotros. Es nuestro Padre. Es la consecuencia de una naturaleza limitada y de la maldad de algunos hombres que no solamente están destrozando la misma naturaleza sino que a sus hermanos los dejan en la miseria, para poder quedarse con casi todo. Y esto Dios tampoco lo quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada