jueves, 9 de julio de 2009

AMBIVALENCIA ENTRE LA GRIPE A H1N1


Hay que evitar caer en el pánico y en esto tienen mucho que ver los MCS. En ocasiones abundan los datos sensacionalistas y se insiste, usándolos como arma política, en fallos de su tratamiento. Pero faltan reflexiones que prevengan con seriedad y que den ánimo a la población.

Hablo hoy de mi barrio del Bañado Sur.

Lo positivo nace del contexto que vivimos. Por esta vez, quizás, podamos sacar provecho de nuestras malas condiciones higiénicas. Una de las grandes cloacas de Asunción vacía su contenido en medio de tres barrios nuestros. El desecho de muchas casas es arrojado a las calles. Cuando hace viento las mismas de Cateura caen sobre nosotros. Todo ese enjambre de virus puede ser que nos hayan vacunado ya para muchas enfermedades. .Lo negativo es que, si esto no fuera así, lo cual temo, tenemos el micro clima epidemiológico más propicio para que en nuestra población de 16.000 personas ocurra una pandemia local. Un dato solamente: en partes de nuestro barrio escasea o falta el agua con lo que la más elemental higiene no está al alcance de todos.

Por eso se necesita estar atentos a las condiciones en las que se vive en los barrios marginados, por equidad y porque siempre nos tuvieron olvidados, menos en elecciones. Es necesario un compromiso mayor de nuestros médicos y enfermeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada