viernes, 29 de mayo de 2009

¿Qué esperamos en el 2013?

Varias personas me lo han dicho en repetidas ocasiones con preocupación. ¿Qué es lo que comienza a inquietar a personas crecientes en número?. Si queremos un Paraguay nuevo dos metas tenemos que conseguir. Una ya se realizó. Cayó y se derrumbó la hegemonía de un partido político que en 61 años nos había ido destruyendo con su corrupción. El 20 de abril se cerró un capítulo negativo d e nuestra Historia. En lenguaje casero “se limpió la casa”.

Ahora quedaba la segunda, hacer el Cambio. ¿Imposible?. En solamente casi 300 días es imposible hacer crecer lo que estuvo frenado en 22.200 días de coloradismo. Y, si esto sucediera así, corremos el peligro de que en las elecciones del 2.013, se derrumbe el sueño del otro Paraguay posible.

Lo que preocupa a un numero creciente de personas es que para el 2.013 no existan ya en nuestro Pueblo una serie de cauces hacia el Cambio, con los que sea imposible que el Gobierno que ganara las elecciones se olvidara de el. Primero, porque oponiéndose no sería elegido. Y, en segundo lugar, porque si luego nos quisiera engañar no lo íbamos a permitir.

El desafío es elegir bien estas prioridades. Pocas, pero las más necesarias para nuestro Pueblo. Y, luego, asegurarlas lo más posible para que nadie las pueda borrar.
Tarea al unísono del Gobierno actual y del Pueblo paraguayo. Compromiso indeclinable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada